Al no contener sustancias estimulantes del sistema nervioso que sirven para acelerar tu metabolismo, los resultados que puedes obtener con Clafem son un poco más lentos que con Thermofem. Eso no significa que sea menos efectivo, sino que los resultados son más progresivos y que tardan un poco más en notarse, ya que Clafem dispone de otros mecanismos para acelerar tu quema de grasas.

Mientras que con Thermofem lo normal es empezar a notar la pérdida de peso en los primero días o en la primera semana, con Clafem puedes tardar de 2 a 4 semanas para empezar a ver resultados si lo utilizas en solitario. En términos cuantitativos, mientras que con Thermofem puedes perder hasta 4,15 Kilos (9,15 Libras) cada 19 días sin recuperarlos, con Clafem esta cifra se reduce un poco hasta 3,28 Kilos (7,23 Libras) cada 19 días sin recuperarlos.

Pero no debes de preocuparte en absoluto… una vez que empiezas a adelgazar con Clafem, la pérdida de peso es continuada y por eso es muy importante ser constante en el uso de este producto si quieres alcanzar tu figura ideal a medio plazo.

Además, al no contener sustancias estimulantes del sistema nervioso, Clafem no es capaz de quitarte el apetito ni te va a dar energía al igual que lo hace Thermofem, pero sí acelerara tu metabolismo y tu quema de grasas. Es decir, Clafem es un quema-grasas puro a diferencia de Thermofem, que son unas pastillas quema-grasas con propiedades adelgazantes extras que las hacen más efectivas.

En resumen… Clafem es la mejor opción para adelgazar con éxito si no puedes tomar sustancias estimulantes y tiene 6 propiedades adelgazantes de muchísima ayuda para perder peso rápido sin el uso de sustancias estimulantes. Para ver una lista completa de situaciones en las que está recomendado tomar Clafem en vez de Thermofem y todas sus propiedades adelgazantes, consulta la pregunta frecuente ¿Qué es Clafem y cómo me puede ayudar a adelgazar de forma más rápida y efectiva?