¡No, en absoluto!… la piel se pone flácida cuando se pierde mucho peso de forma indiscriminada y se pierde mucha masa muscular, algo que NO ocurre cuando utilizas nuestros productos junto a nuestro método para adelgazar.

Al contrario, con nuestros productos, aunque pierdes peso muy rápido, se hace casi en exclusiva de la grasa y manteniendo tu masa muscular, por lo que tu piel mantiene un aspecto firme y le da tiempo a adaptarse durante todo el proceso de adelgazamiento.

Sin embargo, en personas con una obesidad mórbida o extrema, es inevitable que la piel quede colgando cuando se pierde mucho peso debido a que se ha estirado demasiado por tanta acumulación de grasa y líquidos sobrantes. DECIR POR ENCIMA DE 50 KILOS MÁS O MENOS Y LIBRAS La única forma de corregir esta situación es mediante cirugía para eliminar la piel sobrante.